Buscar por

La Importancia del Cabello Largo en las Culturas Originarias.

El cabello es la manifestación física de nuestros pensamientos y una extensión de nosotros;     lo mismo sucede con los pensamientos de la Madre Tierra, podemos ver el constante crecimiento de su cabello de hierbas; mismos que desde tiempos ancestrales fueron usados por Nuestros Pueblos Originarios de Awyayala, con fines medicinales y rituales. Hemos usado el cabello de la Tierra en nuestras ceremonias con fines de curación física y espiritual.

Nuestro cabello  es la extensión física de nuestros pensamientos, nos brinda la dirección a lo largo de nuestra vida; cada uno de nuestros cabellos nos representa a nosotros, son puntos de conexión fuertes tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu… En todos los pueblos de la Tierra existen cuentos o leyendas en donde el cabello juega un papel crucial en el destino de los protagonistas, por ejemplo aquellas historias que cuentan sobre los hechiceros o brujas que emplean el cabello de una persona para causarle daño, aunque no es el cabello en sí lo que usan para ese propósito sino las energías que lleva dentro.

En muchos países del mundo los hombres y mujeres de sabiduría han llevado el cabello largo; en cambio en los lugares donde se ha presentado la tiranía en cualquiera de sus formas:          Cuerpos militares, cultos religiosos, escuelas religiosas, empresas de trabajo, “presentación en sociedad civilizada”, el cabello corto ha sido obligatorio y este, junto a otros factores ha culminado con la derrota espiritual y física de los pueblos.

El cabello tiene su propio lenguaje y carácter, y la forma en que sea peinado es sumamente importante para quién lo porte:

La raya en medio representa la alineación del pensamiento, la trenza la unidad del pensamiento con el corazón,  el cabello suelto significa seguridad y el cabello recogido convicción; aunque actualmente las personas se peinan sin conocer el significado de sus acciones, el estilo en que se use el cabello es importante pues haciendo a un lado la vanidad o practicidad, la forma en que uno lleve el cabello repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo.

Adentrándonos al pensamiento de los Pueblos Originarios encontraremos que la forma de llevar peinado el cabello era de suma importancia pues de esta manera se describía y anunciaba su participación en diversos encuentros:                                                                                                                                  Alegría o duelo.

Los peinados eran como las estaciones; cambiaban en ocasiones noqa, personales, o tinkus ceremoniales. El  cabello representaba los pensamientos  y el estado espiritual del individuo; mostrando los vínculos y la unidad espiritual de su familia y definiendo la armonía cultural y el alineamiento espiritual de su comunidad.

El cabello representaba los estados de la naturaleza, fluían en línea recta como las cascadas o eran ondulados como el agua del río. A nuestros niños se les enseñaba a lavar y enjuagar el cabello. El cuidado de sus cabellos era tan importante como el mantenimiento de su salud física y espiritual; también se les enseñaba a crear los peinados rituales usando madera, huesos, plumas o piedras como tocados.

Las mujeres de los pueblos nativos del norte del continente usaban como peine uno de los huesos de la cola del puerco espín colocándolo sobre un mango de madera y sujetándolo con pequeñas tiras de piel trenzadas. Ellas sabían que al peinarse el cabello todos los días le daban fluidez a sus emociones y pensamientos.

El cabello que se caía o quedaba acumulado en los peines era recogido y mantenido en una

bolsa; al llegar la luna llena las mujeres se reunían en una ceremonia y ofrecían el registro de sus sentimientos e ideas acumuladas en el cabello caído a los espíritus del fuego, agua, tierra y aire para que fueran ordenados; posteriormente las ofrendas de cabello eran colocadas en el fuego sagrado y los pensamientos y emociones de cada una de ellas se elevaban junto a sus intenciones a través del humo y el viento hasta llegar a la luna.

Para los Pueblos Originarios el  cortar el cabello no solo representaba el corte de la corriente de su pensamiento sino en algunos casos una deshonra. Un guerrero con el cabello cortado no tendría lugar en el seno de sus ancestros pues no tenía fuerza, ni recuerdos, ni corazón.          En las enseñanzas, el cortar el cabello representaba un proceso de duelo  o la proximidad con la muerte. El cabello era un elemento místico en todas ellas. No se permitía que nadie tocara su cabello sin su permiso…

Como podemos ver, el cabello era de suma importancia para los Pueblos Originarios por muchas razones y aunque en la actualidad tales prácticas han desaparecido casi por completo, nunca es demasiado tarde para re-aprender y re-aprehender todo aquello que nuestros ancestros nos han enseñado…

……………………….

Anécdota:

–“Te has cortado el cabello, has perdido tu rebeldía” le dije, cuando lo encontré trabajando en un supermercado. Estaba acomodando los carritos que utiliza la gente para sus compras.

— “Hola hermano, soy yo…con el pelo corto”, levantando la mano, me dijo.

—-“Te has cortado el cabello, has perdido tu rebeldía” le dije.

— Necesito trabajar, me contestó.

— Se entiende, pensé pa` mis adentro.

—Empecé a trabajar, continuó diciendo, con el pelo recogido y con una cofia, pero un día me la olvidé y cuando llegó el patrón me miró fiero, yo también lo miré fiero… pero necesitaba trabajar. Me corté el pelo y aquí estoy…

Entiendo estas cuestiones de sometimiento cuando el sometedor impone su idea…pensé pa´mis adentros…y me recordó cuando por imposición del Estado estuve en el ejército… cuando en un culto religioso me ordenaron cortarme el pelo porque así no me permitían entrar…cuando alguien me encontraba en la calle y me decía: Porqué no te cortas el pelo? Así pareces más civilizado?…

Yo a nadie le he cuestionado porque se vista así o asá, ni porque lleve el cabello largo o corto…

Cada uno es dueño de dejarse someter por las reglas del sistema social de vida en que se viveo vivir libre de sometimientos e imposiciones para agradar a los “civilizados”…

Anka Kúntur Ñawin

Año 22.123, Gasta Gualamba Tonokote, Qollasuyu, Awyayala.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *