Buscar por

1er relevamiento de Pueblos Originarios (Rafaela)

De las comunidades originarias registradas, el 17,7% pertenecen a la población Tonokote; Toba (Qom) 17,0 %, seguidos por Mocovíes 4,9 % Sanavirones 3,0 %; Chaná 3,0 % Guaraní 2,3 %; Mapuche 1,9 %; Diaguita 0,8 %; Cultura Chimú, Perú 0,8 %; Wichi (Mataco), 0,8 %; Comechingón 0,4 %; entre otras etnias. En tanto hay un 47,7% de los y las encuestadas que no conoce o no contestó sobre su origen.

Ayer por la mañana, el intendente Luis Castellano, junto al director del ICEDeL, Héctor Sierra, y la subsecretaria de Gestión y Participación, María Julia Davicino, presentaron los resultados del Primer Relevamiento de Pueblos Originarios realizado en nuestra ciudad.
Estuvieron presentes miembros de las agrupaciones Pueblos Originarios de Awyayala y Qar. ka.ia, junto a familias y descendientes de diversas comunidades de nuestra ciudad.

 
Con acompañamiento musical de los artistas rafaelinos, Mariela Eier y Manuel Morales, que deleitaron al público con las vidalas El Seclanteño y La vidala de la copla, dio inicio la convocatoria.
“Esto que surge por iniciativa de la comunidad de Pueblos Originarios de Awyayala en una reunión que hemos tenido junto al intendente, quien puso a disposición todo el equipo de trabajo para llevar adelante este estudio. El objetivo desde el inicio fue identificar a todos los pobladores originarios de la ciudad y sobre todo visibilizarlos”, expresó María Julia Davicino.

A continuación, Héctor Sierra presentó el análisis pormenorizado de los datos que arrojó el relevamiento, aclarando que “nos pareció importante saber dónde estábamos parados, cuál era la situación habitacional, educacional, el acceso a los servicios de salud de los descendientes. El hacer visible la demanda y necesidades de este sector es lo que posibilita pensar políticas de inclusión. El Estado no puede intervenir si primero no conoce cuál es la situación”.

Recordó además que el relevamiento se realizó con estudiantes del profesorado de historia, encuestando en territorio, y una supervisora, con el acompañamiento y la colaboración constante de las dos comunidades ya mencionadas. La muestra fue conformada a partir de las bases de datos con la que contaban ambas organizaciones y las encuestas se extendieron hasta mediados de julio. Se relevaron 121 hogares con una población total de 418 personas:

“Este es un primer relevamiento, por supuesto que no es exhaustivo y hay que avanzar en muchas familias que en su momento quedaron afuera”.
Destacó que de las comunidades originarias registradas, el 34,7% pertenece a las poblaciones Tonocoté y Toba (Qom), seguidos por Mocovíes, Sanavirones y Chaná, entre otras numerosas etnias. En tanto hay un 47,7% de los y las encuestadas que no conoce o no contestó sobre su origen.

El análisis de la pirámide de población evidencia que el 59,8% de descendientes es menor de 30 años. Además se observa una notoria inclinación de la pirámide hacia la población femenina.
Otro dato importante que arroja el informe es que el 70,6% de esta población es oriunda de Rafaela y el 99,5% de ella, argentina. Sólo se registraron 2 extranjeros de nacionalidad chilena. Con respecto a la distribución barrial: el 58% vive en los barrios Güemes, Villa del Parque, Barranquitas, Villa Dominga, Italia, Villa Podio, Virgen del Rosario, Jardín, Mora y Fátima -de mayor a menor-.

Respecto a la vivienda el 94,2% habita en casas, siendo el 56,2% propietarios, el 20,7% inquilinos, el 15,7% ocupantes gratuitos y el 5,7% ocupantes de hecho.
En cuanto al nivel de ocupación, del análisis se desprende que un 46,7% de la población encuestada trabaja.
Aunque no se ha profundizado en este punto -como sí se hace por ejemplo en el relevamiento socioeconómico-, Sierra lo atribuye a la la importante franja de población joven que compone la muestra. El 72,9% trabaja en relación de dependencia y el 22,6% por cuenta propia.

El 94,6% de los descendientes se encuentra alfabetizado y el 27,1 cursa actualmente algún nivel educativo: de este porcentaje, el 54,4% respondió estar cursando el secundario, y el 28,9 la educación primaria, lo que confirma la cantidad de jóvenes en edad de estudio que compone la población. Además, la mayoría terminó la escuela primaria (62,9%), en tanto que, el 30,8%, completó el nivel secundario, EGB o polimodal.

Con respecto a la salud, el 56% de la población manifestó no contar con obra social o servicio de medicina prepaga. “Tiene sólo la cobertura que ofrece el Estado”. Un 40,4% sí cuenta con obra social, un 2,1% con medicina prepaga, y sólo el 1,5% con las dos (obra social y prepaga).
“Acá también hay una tarea importante para hacer”, culminó Sierra.

“RAFAELA ES UNA CIUDAD DE DIVERSIDAD”

Tomaron la palabra Juan Ángel Orellana y la referente de la Comunidad Qar. ka.ia, Delfina Notagay. Orellana destacó el gran avance que implica este relevamiento: “Para nosotros es un gran paso porque nos están reconociendo después de tantas cuestiones, del mayor genocidio que ha vivido al humanidad, 85 millones de personas asesinadas a manos de los invasores. Agradecemos todo lo que se está haciendo, a los chicos que están trabajando, a Delfina (Notagay) que también está trabajando”.
“Nosotros comenzamos con esto en 1991, salimos a decir que estábamos aquí, que no éramos el pasado como se les enseñó a los chicos en la escuela. Nosotros salimos a decir que éramos presente, y aquí estamos. Y les decimos, todos los negritos, somos la mayoría descendientes de algún pueblo originario. Pero también están los blanquitos, que nacen del mestizaje.
De hecho el último estudio de la UBA ha dado que del 56 a 60% de la población argentina tiene genes indios (originarios)”, agregó quien hablaba como autoridad mayor del Pueblo Tonokote y de la Comunidad Pueblos Originarios de Awyayala en Rafaela. Al cierre llamó a retomar el vínculo con la Madre Naturaleza para lograr el Buen Vivir, el Sumaj Kawsay, dicho en Runasimi.

Notagay, por su parte, manifestó sentirse “contentísima por la participación que tenemos nosotros como originarios aquí en Rafaela. Esperando siempre la buena respuesta, más participación para la gente, para nosotros, porque en verdad atrás de esto hay una necesidad, entonces necesitamos la participación de la gente”.


El intendente Luis Castellano, retomando una expresión de Orellana, afirmó que “la muerte de hoy puede ser la ignorancia: cuando alguien te ignora, cuando no te considera, cuando no aparecés identificado en alguno de los lugares, estás muerto. Y la verdad que hay mucha gente que apuesta a esa muerte, y es la muerte que nosotros no queremos. Para no morir en la ignorancia y en la exclusión, hay que dar a conocer, para dar a conocer hay que encontrarse, identificarse, reconocernos y entender que nuestra ciudad es una ciudad de diversidad y debemos aceptarnos en lo diverso. Creo que es el gran desafío de lo que viene”.
Al recorrer la historia de la ciudad, fuertemente signada por la inmigración europea, Castellano recalcó: “Hay otra historia en la ciudad que tiene que ver con 418 personas y 121 hogares de pueblos que vivieron antes que nadie acá”.

“Nosotros como parte de esta comunidad nos debemos ese desafío porque es el único desafío de una comunidad que quiera crecer armónica e integrada. No puede haber los unos y los otros: eso nos hiere, nos duele, nos hace mal, eso nos desintegra. Y no es un fenómeno de Rafaela, es un fenómeno del mundo. Mirarnos, entendernos, comprender que el otro existe y saber de dónde viene, qué piensa y hacia dónde va siempre pacífica”, concluyó esperanzado el titular del Ejecutivo.

Prensa Municipal Rafaela, 13-11-2015

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *